1. Mi cuñado me cogió por todos lados


    Fecha: 20/08/2018, Categorías: Incesto Fantasías Eróticas Autor: Nexa, Fuente: CuentoRelatos

    Hace 4 años conocí a mi pareja y aún recuerdo la primera vez que me llevó a su casa a conocer a su familia. Me sentía muy nerviosa, conocería a sus papás y a sus hermanos. Mi esposo Ángel es el de en medio, Ricardo es el más chico y el mayor es Alex. Ángel y yo nos hicimos novios cerca de las fiestas de Navidad, su familia daría una posada y sería buen momento para comenzar mi relación con ellos. Llegué a su casa y todos estaban en casa menos Alex, él aún venía viajando pero llegaría pronto, mientras tanto ayudaba a la familia a hacer el ponche, entre la plática me comenzaron a decir que Alex era un chico muy especial, que era difícil que alguien le cayera bien, etc. Eso indirectamente me produjo mucha curiosidad y unas ganas inminentes de ganármelo, algo así como una atracción muy fuerte por su carácter (siempre me han gustado los chicos difíciles). En fin, esperé hasta que llegó, físicamente no es muy atractivo como Ángel pero debo decir que tiene lo suyo, me gustó su cabello medianamente crecido con un mechón caído hacia la frente, su sonrisa y su forma de expresarse tan caballerosamente. Lo saludé, platicamos un rato de la posada mientras cortábamos manzanas para hacer la ensalada. Debo decir que desde ese momento me lo eché a la bolsa y a partir de ahí fuimos buenos amigos además de cuñados. Tiempo después Ángel y yo nos casamos y tuvimos un hijo, le pedimos a Alex que fuera su padrino. El tiempo pasaba y Alex era un gran tío, cuidaba mucho a mi hijo y lo quería como si ...
     fuese suyo. Cada vez que estábamos reunidos en familia, trataba de vestirme con minifaldas o blusas escotadas, realmente me atraía mucho y hacía lo posible para que me viera. Un día estábamos Alex, mi hijo y yo jugando en la sala, los demás estaban afuera asando carnes, entre el juego mi hijo aventó una pelota debajo del sofá y yo a propósito me agaché a sacarla, como llevaba falda me hinqué con mucho cuidado tratando de disimular pudor, cuando mi mano alcanzó a tocar la pelota la empujé intencionalmente hasta el fondo para llevar a cabo mi plan y dije "Rayos, la pelota está hasta atrás" así que me recosté en el piso para alcanzarla, cuando estaba por incorporarme traté de verlo de re ojo y pude ver que miraba mi trasero tratando de ver un poco más, así que simulé resbalarme y caer en posición de perrito para que mi falda se subiera y pudiera ver la tanga que traía puesta, hice como que me dolió para quedarme así algunos segundo, mientras tanto me excitaba que mirara mis nalgas y la parte de mi vulva que sobresalía entre mis piernas, casi perplejo de verme trató de reaccionar y fue a mi auxilio, me levantó y me dijo si estaba bien, yo le dije que sí y que no se preocupara, él se fue al baño inmediatamente y pude alcanzar a notar su verga levantada, como tardó en el baño supe que fue a exprimírsela. Y esa fue la primera vez que me le insinué. Tres años después de mostrarle mis encantos "accidentalmente", ya no aguantaba las ganas de que me cogiera así que realicé un plan. Era ...
«123»