1. Mi esposa es manoseada en una fiesta y lo disfruto


    Fecha: 14/03/2018, Categorías: Voyerismo Autor: morfeo, Fuente: RelatosEróticos

    Mi esposa tiene 32 años, es un poco recatada y bastante seria pero es muy bonita, muy buen cuerpo, cola grande, y unas hermosas piernas. Hace años usaba minifaldas pero dejó de usarlas porque los hombres la miraban mucho y a veces se pasaban con piropos vulgares. Uno de mis amigos nos invitó a su matrimonio por lo cual mi esposa me pidió que la acompañara a comprar un vestido. Estando en la tienda le recomendé uno que era un poco corto elogiándola con sus piernas que eran muy hermosas, ella dudo mucho pero finalmente accedió para darme gusto. Llegando a la fiesta, varios de mis amigos la miraban mucho ya que se veía muy sensual y provocativa con ese vestido, fue pasando la noche y los tragos nos fueron cogiendo, de repente mi esposa llega de bailar y se sienta en la silla dejando que el vestido se le subiera un poco más de la cuenta dejando ver completamente las piernas y casi desde algunos ángulos dejaba ver su triangulo entre las piernas; la escena duro escasos 10 segundos ya que ella se dio cuenta que todos mis amigos que estaban en la mesa le estaban mirando descaradamente las piernas. Ella un poco enrojecida bajo su vestido y se hizo la que no se daba cuenta que le habían visto todo. Mis amigos comenzaron a comentar entre ellos y la seguían mirando descaradamente. La escena me generó un morbo muy excitante y quería ver más� para lo cual, coloqué mis manos en sus piernas y traté de subirle el vestido disimuladamente pero ella volvía a bajarlo, por lo que comencé a darle ...
     más trago para que con ello tal vez pudiera acceder más fácil a mi propósito lo cual si funcionó ya que a las pocas horas, estando sentados, volví a colocar mi mano en sus piernas y subí un poco su vestido sin que ella se diera cuenta o sin que ella volviera a bajarlo con sus manos. Deje su vestido a mitad de pierna y me recosté hacia atrás para que pudieran ver sus piernas a lo cual mis amigos e incluso gente que estaba bailando comenzaron a mirarla descaradamente; eso me puso a temblar y a excitar mucho por lo cual volví a subir un poco más su vestido, esta vez se lograban ver todas sus piernas y un poco sus interiores blancos, ella no se percataba, ya estaba un poco mareada, muchos comenzaron a mirar de forma morbosa y fija; Eduardo, uno de mis compañeros me dijo � tu mujer esta muyyyy buena, no mas mira que piernas, deberías decirle que baje un poco su vestido porque te la están morboseando mas de uno� yo mirándola le respondí � dejar que miren un rato esas piernotas que tiene� él me respondío � huyyy pero como que le gusta que le morboseen a su mujer cierto?. Pues la verdad un poco le respondí, igual es solo mirar. La escena excito a más de uno porque en cuestión de minutos muchos querían bailar con ella, me di cuenta que Eduardo, Andres y Mauricio hablaban de mi mujer, se secreteaban cosas. Al rato Eduardo baila con mi esposa y veía que tenía su mano puesta mas abajo de la cintura casi tocándole la cola, yo me hice el loco, me hice el que estaba demasiado tomado y no me ...
«12»