1. Familia sin tabúes (Hernesto se folla a Pablo)


    Fecha: 28/02/2018, Categorías: Gays Sexo con Maduras Autor: ZLAZKO-KAI, Fuente: CuentoRelatos

    Allí estaba Pablo, arrodillado como un perro entre mis piernas, y chupándome la polla sin parar... Pero antes me gustaría contaros como hemos llegado a esta situación. Me llamo Hernesto, tengo 39 años y estoy casado. Tengo dos hijos, Luis de 19 años y Tamara de 18 años. Mi mujer, María, y yo tenemos una relación de matrimonio muy abierta, no tenemos secretos entre nosotros con respecto al sexo, y tenemos muy claro los gustos de cada uno. Lo digo porque ella sabe desde siempre que soy bisexual, y que me encanta follar con un buen tío de vez en cuando. De hecho, nos gusta hacer orgías, intercambios de pareja, juegos eróticos con disfraces, y sobre todo mi mujer disfruta viéndome como me envergan una buena polla por el culo, mirarme el boquete bien punteado, y que me corra en su boca mientras me chupa el cipote. Aparte cada uno tiene sus aventuras, si surge un buen polvo con alguien no lo desaprovechamos, pero siempre nos lo contamos todo libremente y sin prejuicios. Creo que nuestro matrimonio ha durado tanto por esta fórmula que tenemos. Con respecto a nuestros hijos, jamás les hemos ocultado nada, siempre se ha hablado libremente de todo y sin tabúes. Tampoco es que le contemos con pelos y señales como nos follamos a la gente, o como nos meten la polla... pero si saben desde pequeños, que la orientación sexual de cada uno hay que respetarla, y que cada persona elige lo que más le gusta. De hecho mi hijo Luis, ha tenido pareja tanto de chica como de chico, y cuando nos pide ...
     consejo sobre el ligue del momento, lo hace sin ningún problema. Pablo, es el hijo de mi amigo y compañero de trabajo German. Los dos somos abogados y socios de un buffete desde hace varios años. Sin ir más lejos German es el padrino de mi hija Tamara, ya os podéis imaginar la amistad que une a las dos familias... y como su hijo Pablo es de la misma edad que el mío, se han criado juntos como si fueran hermanos. Cuando Pablo fue creciendo, cumpliendo edad y formándose el cuerpo, a mí me empezó a atraerme sexualmente, y fantaseaba con él mientras me follaba a mi esposa en la cama. Me imaginaba como me envergaba el culo con su cipote, al mismo tiempo que yo me tiraba a mi mujer por el coño... y como me gustaría sentir su leche caliente inundándome el ano, mientras se corría retorciéndose de placer. Me gustaba pensar, que una de tantas veces que se quedaba a dormir con mi hijo Luis en su dormitorio, entraba en mitad de la noche y los pillaba haciendo un 69, comiéndose cada uno la polla del otro. Tan solo imaginarme ese culito bien abierto, encima de la cara de mi hijo punteándole la boca con la polla, posando sus huevos sobre la frente de Luis, y poder envergárselo con mi cipote al mismo tiempo... ¡Uffff!... colegas, me ponía calentón perdido. Os digo lo del culo por que el niñato lo tenía de vicio, parecía que se lo había esculpido Miguel Ángel de lo hermoso que era... prieto, respingón, redondeado, y totalmente acorde con su buenísimo cuerpo de gimnasio. He intentado muchas ...
«1234...»