1. Mi venganza (2)


    Fecha: 23/02/2018, Categorías: Grandes Relatos, Dominación Autor: AMorboso, Fuente: CuentoRelatos

    Ya desde el colegio me tenía enamorado. Carla iba un par de cursos por detrás de mí, era la más guapa de todo el colegio… y del pueblo donde nací. Al principio fue su cara. Ovalada. Enmarcada por una melena hasta los hombros, con una sonrisa que la iluminaba como una estrella y donde unos ojos negros brillaban como luceros. Carla me tenía totalmente enamorado. Pero ella no se fijaba en mí. Su mirada estaba puesta sobre Jorge, compañero mío de clase, practicante de todos los deportes inventados y por inventar. Vago en todo. Repetidor de varios cursos, algo más corpulento que yo y cinco años mayor que ella. Yo, bastante enclenque, me conformaba con adorarla en silencio y sufrir calladamente cuando los veía hablar, porque ella, siempre que podía, se pegaba a él. Un par de veces intenté entrarle, pero la primera me dijo que no quería comprometerse y la segunda casi se rio de mí. Cuando ella cumplió los 16 años, se convirtieron en novios, lo cual me sentó como una patada en… Los veía besarse mientras él, con las dos manos en su culo, la presionaba contra su paquete, que se percibía abultado cuando se separaban y ella lo miraba con una sonrisa cómplice. Menos mal que pronto me fui a la ciudad para estudiar mi carrera, olvidando esas escenas poco a poco, aunque nunca de ella, mientras tenía mis escarceos con compañeras y amigas. Quizá algún día los cuente, pero ahora sigo con el tema. Cinco años después, con mi carrera terminada, con algunos tropiezos, y mi proyecto aprobado con ...
     sobresaliente, volví al pueblo mientras esperaba que una empresa multinacional terminase sus naves e instalase la maquinaria para entrar a trabajar en ella. Llegué un viernes y al día siguiente salí para encontrarme con mis viejos amigos en el bar de siempre. El pueblo había cambiado poco. Todo estaba igual. Los encontré en el mismo rincón. Las mesas eran nuevas, pero todo distribuido de la misma manera. Todos se levantaron a abrazarme, incluso Carla, que estaba en el grupo, y algunas de sus antiguas compañeras, que ahora estaban emparejadas con algunos de ellos. Al que no vi, fue a Jorge. Los recuerdos volvieron de golpe, pero pude aguantar el tipo bien y creo que no se me notó, probablemente al no tener que soportar la presencia de él. Me senté con ellos y comenzamos a hablar y vaciar cervezas, como hacíamos antes, solo que antes hablábamos de chicas y ahora, como estaban ellas, hablamos de trabajo. Pregunté por la vida de cada uno de ellos, que me fueron contando por turnos. Nada importante. Todos habían optado por profesiones posibles en el pueblo. Mecánicos, agricultores, ganaderos, un carpintero, etc. Casi todos trabajando en el negocio familiar. Yo no quitaba ojo de Carla, sentada frente a mí, aunque sin desatender a los demás. Cuando llegó mi turno, les conté que había terminado ingeniería electrónica. Que mi proyecto había interesado a una empresa multinacional y que en unos meses, cuando se hubiesen instalado, entraría a trabajar con ellos, con un buen puesto y sueldo. ...
«1234...11»