1. Mervin, el hombre que me volvio adicto a los penes grandes


    Fecha: 08/02/2018, Categorías: Gays Autor: mcbomeetvers, Fuente: SexoSinTabues

    Hola, escribo otra vez. Esta vez quiero contarles sobre orto macho que me hizo adicto a los penes enormes que me desgarren el culo. Despues de el solo los penes gruesos me dan placer. Debo aceptar que he sido muy puto en mis 23 años, ya en mi anterior relato comente como soy físicamente ( / ) esta vez les hablaré de Mervin un hombre que conocí a mis 21 años, teniendo él 36. Me encantan los hombres mayores pero Mervin es simplemente majestuoso. Mide al rededor de 1'75 con brazos muy fuertes, grandes piernas, moreno claro, su pecho es muy grande al igual que su espalda a pesar de estar muy metido en el gym la barriga sigue viendose ya dura por tanto ejercicio debe pesar unos 80kg que gracias a su altura no le sientan naadaa mal. En fin el tipico macho fuerte de esos que simplemente me encantan y su voz es muy grave que hasta intimida. Era una tarde cualquiera en la ciudad, andaba por el C. C. Ciudad Chinita en Maracaibo, entre al baño sin ninguna intencion de sexo pero cuando salí del cubiculo el estaba frente al espejo y me miraba, al ver que lo mire se toco su bulto que se veia grande pero no demasiado así que pensé lo típico que los hombres muy grandes lo tienen pequeño, pero, este hombre era muy de mi estilo para dejarlo pasar. Le hice cierta seña y salí. El se sentó en una mesa y yo me acerqué, me preguntó cosas triviales supongo que para romper el hielo, pero, ambos entendiamos lo que queríamos despues de un rato de ...
     hablar me dijo que a donde iriamos y yo para ese tiempo no sabía mucho, me habló de un lugar pero que tendríamos que tomar transporte publico hasta la Av. Bella Vista que no era muy lejos el lugar segun el (la verdad no me importaba ese hombre grande, de mas de treinta como me gustan, no me importaba queria que me diera una buena cogida). Acepté tomamos el carro por puesto y efectivamente el lugar no era demasiado lejos, nos vajamos, caminamos un poco, entramos y el pagó. El se quitó solo la camisa que llevaba y la acomodó de manera de que no se arrugara, yo que soy un muchacho muy normal de cuerpo me sentía intimidado frente a semejate macho, me senté en el borde de la cama y me quedé viendolo, notando que llevaba tremenda erección en su pantalon. Lo miré pero seguía sin impresionarme puesto que mi pene mide 19cm y es grueso. El me besó y se dejó caer sobre mi, yo no podía hacer mas que besarlo y disfrutarlo, no tenía manera de hacer ningun tipo de movimiento. Estaba encerrado debajo del cuerpo de un hombre espectacular. Comencé a tocar su cuerpo al ritmo en que el tambien lo hacía y comencé a sentir que estaba demasiado duro cada sentimetro de él, dioos era increible, así seguí bajando hasta llegar a su pene que seguía siendo en mi mente un pene de dimenciones normales. Para este momento ya el me tenía sin franela y comencé a tocar fue en ese momento que comprendí que quizas me había equivocado desde el principio y comencé a sentir algo de miedo. El se paro sobre mi cuerpo ...
«123»