1. Diego


    Fecha: 15/04/2019, Categorías: Tus Relatos Autor: jackson, Fuente: evaki.ru

    En este relato os voy a contar mi historia con un compañero mío que me puso a 100 desde el primer momento en el que lo conocí. Yo me llamo Marco tengo 16 años,moreno y con un cuerpo digamos normalillo del cual lo único que resalta son mis gruesos labios y mi culo respingón
    Diego es un chico de 17 años, alto, moreno, con un cuerpo de esos que me encantan, ancho, musculoso (en su cierta medida) y relativamente peludo. A el lo conocí en mi equipo de balonmano, él ya llevaba un par de años jugando cuando llegué yo. Como soy muy tímido me costaba adaptarme con mis compañeros, pero el siempre hablaba conmigo, me ayudaba a mejorar y me hacía sentirme más a gusto. Con el tiempo nuestra relación se fue haciendo mas y mas fuerte y era habitual que quedasemos a tomar algo o a practicar algo de balonmano, lo que en un principio podría parecer algo raro, ya que no íbamos en el mismo instituto, yo era mas pequeño que el (solo tenía 15) y además el pertenecía al grupo de los denominados “populares” del pueblo mientras que yo solía pasar bastante desapercibido. Durante todo este tiempo yo empecé a sentir cosas hacia él, aunque no sabía muy bien como situarlas, llegando al punto de hacerme pajas pensando en el e incluso tener fantasías.
    Un día en el entrenamiento estabamos realizando un ejercicio por parejas, el que el estaba detrás mia con su paquete pegado a mi culo ( ya que estabamos practicando posición de defensa) y de repente noté como su polla se empezaba a poner morcillona, lo que ...
     me puso muy muy cachondo ya que le había visto la polla en las duchas y era de grandes proporciones. En ese momento miré hacia atrás para ver su cara y compartimos una mirada cómplice que me despistó por completo. Esos días la cabeza me dio mil vueltas sobre ese tema pero con el paso de los días me terminé por olvidar. Al cabo de dos semanas había una fiesta en nuestro pueblo y aunque quedaba muchas con Diego, a las fiestas solíamos ir cada uno con nuestro grupo y si nos veíamos saludarnos y poco más. Yo estaba con mis amigos hablando y bebiendo en el sitio habitual en el que solemos estar siempre cuando de repente me llego un Whatsapp de Diego “ Marco ven a la esquina de la plaza, rapido es urgente” Yo alarmado fui enseguida por miedo a lo que le pudiera haber pasado. Cuando llegué me lo encontré sentado en el suelo apoyado contra una pared con cara de llevar demasiado alcohol en el cuerpo. Le pregunté:
    - Eii pero madre mía ¿Que te ha pasado?
    - Mis amigos que son gilipollas, y me hecharon de todo en el vaso
    -Joder que putada
    -Pf ya ves, me puedes acompañar a casa? Que mis padres están en casa de mis abuelos y yo no sé si daré llegado tal como estoy.
    - Hombre no te voy a dejar solo tal como estas, vamos.
    Le ayudé a levantarse y lo fui acompañando hasta su casa que estaba a unas tres o cuatro calles del sitio en el que estabamos. Cuando llegamos a su portal yo pensaba que el trayecto se terminaba alli, pero el insistió en que subiera. Ya en su piso tuve que abrirle la ...
«123»