1. 30 días para sér perra...


    Fecha: 28/02/2019, Categorías: Zoofilia Tus Relatos Autor: Javier Mogz, Fuente: evaki.ru

    Mi vecino Rubén me pidió de favor vér a su perro tobi duránte 1 mes, es un bóxer blanco un tánto más alto de la raza, y muy juguetón, me recomendó dárle sólo 2 baños en ése periódo.... Lo qué no me díjo, fué de sus costumbres para dormir, púes por la noche, le acomodé bájo las escaleras una colchoneta y cobija para qué estuviéra resguarecido del frío según yo.... Pero al entrár a mi recámara, tobi se presentó a la puerta y subió arriba de mi cama, quíse bajarlo, pero desconocía su carácter, y traté por todos los medios de bajarlo, y no lo logré.... Me resigné a qué durmiera conmigo, o yo con él..... 
    Así fué nuestra primer noche, al ótro día, tobi no estába en el cuarto, me levanté de prísa y bajé, ahí estába él sentado en la entrada, abrí la puerta y regresé por la cadena, para llevarle a la calle, pero él salió inaugurándo su territorio en mi patio.... Luégo púse el agua para dárle su baño, y le serví su comida en su platón, después lo llevé al fóndo del pasillo y lo comencé a bañar, él muy dócil, me gustó y lo Sequé bién... Después del secado, se buscó un sitio y se hechó a dormir... 
    Lo dejé reposar miéntras hacía mi labor de diseños, me dí cuénta qué se habían ido unas 4 horas, y me asomé y aún se encontrába dormido, lo dejé entónces, 
    Yá más tárde, comió con gánas, y cómo venía el domingo, dejé la puerta sín el seguro para qué saliera y no maltratase su vejiga, y yo pudiéra levantárme tárde, 
    Al entrár a mi recámara, cerré rápido la puerta, y entré a mi cama... ...
     Después de média hora, tobi se púso a rascar en mi puerta insistente, la verdád me exasperó y le abrí molésto... Subió a la cama y se quedó mirándo con ojos de regañado, le ordené qué bajára y se hechára en el piso lo increíble es qué lo hízo...... Vale, qué yá tenía la receta mágica.... Cerré los ojos y dormí, pero no por mucho, me despertó su llanto zalamero y chantajista, me paré y fuí a vérlo, hacía una miráda tán falsa, cómo el gato con botas de la película de Scherk... Mala leche, sube púes... Y no tardó náda en absoluto... 
    Ahhh, pero dormireis en los piés... díje.
    Y si, ahí durmió.... Al amanecér, tenía que hacer mis visitas laborales, estúve toda la tárde fuéra, cuándo llegué, éra yá de noche, y revisé los plátos de su comida, le dí un poco más y limpié mi patio, al pasár por la escalera, le ordené que se quedára en ése lugar, y bueno se quedó y la garantía no éra mucha de qué quedára por mucho tiémpo, subí a dormir, dejé la puerta semiabierta para estár aténto de él.... 
    A média madrugáda, me giré para poder cambiár de posición, y lo primero qué ví, fué el pito de tobi a medio salír... Frénte a mis ojos, cási pegado a mi nariz, váya, la verdád éra una visión deliciósa..subí la mano, y toqué suavemente su pito, él comenzó a movérse bombeándo, ésto me calentó a más no podér, y su pito se desarrollo un tánto más, salió un lárgo trámo, lo observába miéntras lo íba acariciándo, y al bombeár, dejó escapar unas gotitas de líquido preseminal, se me antojo de sobremanera ...
«12»