1. Confidencias 28 Mis dos hombres


    Fecha: 14/03/2019, Categorías: Gays Autor: Alvaro-L-de-H, Fuente: SexoSinTabues

    ¿Por donde la quieres? No cesaba de azotarme la cara con la verga. -En la boca, en el culo, en todas partes. Levanté una mano para sujetarle la verga. Reconsiderar el pasado, mirando hacia el futuro… Fue cuando quedé solo que comencé a pensar en detalle todo lo sucedido este día, a reconsiderar los detalles y mensajes que se me transmitían, sin apenas palabras, con los actos que sucedían. Apenas terminábamos de firmar los papeles consintiendo en nuestro matrimonio, de comenzar a conocernos como personas y sexualmente, y ya David, porque no dudaba de que era su voluntad, ampliaba nuestro campo de relaciones sexuales. Se me agolpaban las preguntas en la cabeza y adivinaba las respuestas. -¿Qué sucedió en la fiesta en la casa de David entre Alberto y él cuando discutían en el jardín? -¿Acordaron algo? -¿Sabía Rubén cuál era su función para terminar en la cama con Alberto consolándolo? -¿Realmente había renunciado David al gran amor que sentía por su amigo? -¿Por qué motivo cuando follábamos en el barco, Alberto y Rubén participaron? -¿Estaba todo preparado de antemano? -¿Su pregunta sobre si me había gustado lo que tuvimos, tendría alguna motivación concreta? -Después de mi afirmación, su respuesta de que en adelante sería igual o mejor, ¿qué significaba? Resultaban un cúmulo de interrogantes sin respuesta pero que las adivinaba. Aún era muy joven, demasiado quizá, pero no un atolondrado, y estas preguntas y muchas más me rondaban, además de otras sobre la organización de la ...
     que me hablara Pablo, y éstas me resultaban más difíciles de entender. También sacaba mis conclusiones, algunas que parecían obvias y otras aventuradas. -Después del enfado inicial de Alberto habían llegado a algún acuerdo que consiguió calmarlo-. -La suerte de que Rubén estuviera tan oportunamente allí para hacerse cargo de Alberto, se escapaba a mi comprensión-. -David no había renunciado a su amistad y algo más con su amigo de toda la vida, y en esa deriva de la amistad quería que yo estuviera involucrado-. -Lo sucedido en el barco pudo ser casual o premeditado. Fue Rubén el iniciador y provocador de lo que luego sería participado por los cuatro-. -David quería formar, paralelamente a nuestro matrimonio, una comunidad sexual de gente próxima y de alguna forma no perder a su amor de juventud, Alberto-. Podrían ser extravíos de mi mente, pero cuanto más vueltas le daba, más razonable lo encontraba por las pistas y evidencias que tenía. Realmente no me preocupaba que así fuera. Estaba educado para estar con hombres, darles placer sexual y me gustaba, sobre todo con los hombres de mi entorno que tantas satisfacciones me daban. Viviría sin preguntar ya que todo parecía secreto, de momento estaba a pocas horas de convertirme en el esposo de David y él cuidaría de mí. Abracé a Dulce contra mi pecho y me dispuse a dormir, mañana tendríamos comida familiar en la casa de la que sería en breve mi nueva familia, David y sus padres. Esperaba llevarme bien con su mamá, que no había ...
«1234...10»