1. Mara, su hermana y yo (II)


    Fecha: 06/03/2019, Categorías: Transexuales Autor: Mara, Fuente: CuentoRelatos

    La hermana de Mara, Rosalba se fue poniendo cada día más cachonda había veces que después de llevar a los niños de Mara al colegio regresaba a la casa de la madre de Mara a hacer los quehaceres y la comida, alrededor de las 12 iba por sus niños y esperaba que llegara Rosalba para darle de comer, a veces los niños se dormían la siesta y aprovechábamos ese tiempo para meternos las dos al cuarto de Rosalba y le daba a su vagina placer oral, yo quería llegar a más pero ella aún se resistía porque quería ser desflorada por Nelson el casado del que estaba según ella muy enamorada, aunque conmigo se portaba como si de verdad le gustaba yo. Por fin cierto domingo aceptó ir con Nelson a un Motel y perdió su amada virginidad con él. Me lo contó el lunes, con detalles de todo, noté que Nelson fue algo rudo con ella y no le gustó tanto como ella quería. Un día sábado como todos los fines de semana en que ella se iba a estudiar su maestría a Puebla, no fue y se quedó en su casa, me llamó por la tarde para que saliéramos a tomar un café o una copa, total que fuimos a un bar muy coqueto y tomamos algunos tragos, yo no tuve tiempo de arreglarme y decidí ir solo con una playera polo y un pantalón de drill, zapatillas de meter negras y me até el cabello en una cola de caballo, sin maquillaje. Me contó que la experiencia con Nelson no fue lo intensa y satisfactoria que siempre creyó que sería. Él era un tipo rudo, macho, obsesionado con hacerla su mujer, aunque ya tenía mujer en otra ciudad ...
     con dos hijos. Sabía bien Rosalba que Nelson difícilmente se separaría de su mujer porque ella era la que tenía dinero y negocios donde él solo era un trabajador bien remunerado, eso la deprimía mucho. La acompañé hasta su casa, me dijo que estaría bien reunirnos el sábado con Mara, mi hermana, un par de amigas de ella que ya les había contado quién era yo y un amigo suyo muy guapo que le andaba haciendo la ronda a Mara, yo acepté y por la noche le dije a Lora mi hermana si estaría de acuerdo en acompañarnos, ella aceptó aunque no se llevaba bien con Mara. El día sábado llegó y nos reunimos en la casa de una amiga de Rosalba, Érika, una chica que era la amante de un trailero y que pasaba mucho tiempo sola porque este viajaba y tenía su esposa casa y familia en la vecina ciudad. Yo me puse una minifalda estrecha negra con lunares que me daba buen culo, una blusita de tirantitos, medias y unos zapatos de aguja en punta negros. Me dejé el cabello suelto y alasiado, me maquillé en tonos azules y labios rojo carmín. Nos presentamos todos y pude notar que Ángel el amigo de Rosalba era un chico algo bajito pero muy bello, de ojos verdes súper brillantes, rubio y buena persona además de alegre y culto. Mara se prendó rápidamente de él, las otras dos amigas de Rosalba aparte de Lora mi hermana, eran una chica delgada de mirada inteligente llamada Maribel y la otra, la dueña de la casa Érika, una gordita buena onda con un escotazo que enseñaba unas tetas enormes pero bonitas, además de ...
«123»