1. MI HIJA A SUS 6 AÑITOS


    Fecha: 21/10/2017, Categorías: Incesto Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    Quiero contar como mi pequeña hija me hace feliz cada que su mami sale de casa. Hola a todos, hoy quiero relatar un relato sobre mi hija a la cual llamare Mar. Desde muy pequeña siempre a sido muy inquieta y vivas, hace días hacia el amor con mi esposa y note que ella nos observaba detras de la puerta, eso me puso al 100 cabe mencionar que hasta ese día jama hubiera tenido esos pensamientos y deseos hacia ella. Pasaron los días y mi esposa tubo que salir de compras y mi pequeña como de costumbre se recosto a mi lado para ver tv, fue entonces que me dijo que por que mami ponía mi pipi en su boca, le respondí que eso hacia feliz a papa, y ella me dijo que también quería hacerme feliz, yo estaba que mi pene quería brincar de mi bóxer pero a la ves temeroso de que su madre se de cuenta o nos encontrara en el acto, así que la mande a la sala y tuve que reprimir ese deseo. Días después ella tubo que salir a hacer pagos y compras por ese motivo no se llevo a mar, aproveche que me dijo que pusiera la alberca para que la niña se divirtiera un rato, entonces ese deseo regreso a mi y decidí poner manos a la obra . Asi lo hice llene su alberca y le puse traje de baño fue entonces que decidí entrar con ella para así preguntarle ¿ aun ...
     quieres hacer feliz a papa? ella respondió con una sonrisa en su carita ( si papi si quiero) saque mi pene de mi bóxer y ella lo miraba atenta, le dije que lo tomara y el sentir sus pequeñas manos sobre mi pene fue lo máximo. guié su pequeña boca hasta la punta y apenas cabía en su boca Fue entonces que decidí llevarla a la cama y tener mas privacidad, ella solo me miraba y decia que le gustaba tocar mi pipi, la seque y lentamente comencé a tocar su pequeña vagina la cual tenia un aspecto unico, un color rosita y un olor que hizo que mi pene palpitara al 100. Le pregunte ¿ quieres que papa te haga feliz? ella solo asintió con la cabeza que si, en ese momento deslice mi lengua por su pansita hasta llegar a ese lugarcito virgen, lo lami como si en ella se me fuera la vid, metia mi lengua y saboreaba cada gota que de ahi salia mezclada con mi saliva. Frote mi pene sobre ella y sobre su vagina, comence a masturbarme hasta explotar sobre ella... fue muy exitante ver su pansita llena de mi semen. Busque una toalla para limpiarla y que volviera a la alberca. Una hora despues llego su mami y la niña no conto nada de lo sucedido, asi que eso me abrio las puertas para poder obtener nuevas y calientes experiancias junto a mi pequeña hija mar 
«1»